Qfrases



A B C D E F
G H I J K L
M N Ñ O P Q
R S T U V W
X Y Z
Autores más vistos:

Temas recomendados:





Citas sobre Libertad


Si una nación no pudiera prosperar sin disfrute de perfecta libertad y perfecta justicia, no habría en el mundo ninguna nación que pudiera alguna vez haber prosperado.


La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre.


Solamente es libre lo que existe por las necesidades de su propia naturaleza y es influenciado en sus acciones sólo por si mismo.


Libertad no significa solamente que el individuo tiene tanto la oportunidad como la carga de la elección; también significa que debe soportar las consecuencias de sus acciones. Libertad y responsabilidad son inseparables.


Libertad garantizada sólo cuando es sabido de antemano que sus efectos serán beneficiosos no es libertad.


Lo que una sociedad libre ofrece al individuo es mucho más de lo que él podría hacer si sólo él fuera libre.


Gente libre, recuerden esta máxima: podemos adquirir la libertad, pero nunca se la recupera si alguna vez se la pierde.


El hombre está condenado a ser libre porque, una vez lanzado al mundo, él es responsable de todo lo que hace.


El fin de la ley no es abolir o restringir, sino preservar y aumentar la libertad. Porque en todos los estados de seres creados capaces de ley, donde no hay ley, no hay libertad.


La democracia es la libertad constituida en gobierno, pues el verdadero gobierno no es más ni menos que la libertad organizada.


El Gobierno es una necesidad de civilización, porque es instituido para dar a cada gobernado la seguridad de su vida y de su propiedad. Esta seguridad se llama y es la libertad.


El Estado es libre en cuanto absorbe y monopoliza las libertades de todos sus individuos, pero sus individuos no lo son, porque el gobierno les tiene todas sus libertades.


La libertad no es una mera idea, una linda abstracción, más o menos adorable. Es el hecho más práctico y elemental de la vida humana. Es tan prosaico y necesario como el pan. La libertad es la primera necesidad del hombre, porque consiste en el uso y gobierno de las facultades físicas y morales que ha recibido de la naturaleza para satisfacer las necesidades de su vida civilizada, que es la vida natural del hombre, por excelencia.


En este sentido, la libertad no es ni más ni menos que el gobierno expedito de sí mismo. Ser libre, es gobernarse a sí propio. La libertad es el mejor de los gobiernos, por esta razón palpable y natural: que como nadie es más amigo de sí mismo que uno mismo, nadie es mejor juez ni más fiel administrador de lo que interesa a su propia existencia que uno mismo.


La riqueza, como la libertad, vive en el hombre, y tiene por causa al hombre. En el hombre está la mina, no en el suelo. El suelo puede estar lleno de oro: allí se quedará si falta el hombre capaz de explotarlo.


Debemos planificar para la libertad, y no sólo para la seguridad, por la única razón de que sólo la libertad puede hacer a la seguridad segura.


No puede haber libertad a menos que haya libertad económica.


La libertad nunca es dada voluntariamente por el opresor: debe ser demandada por el oprimido.


La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.


Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe.


Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas.


El hombre libre no se pregunta ni qué puede hacer su país por él, ni qué puede hacer él por su país.


La libertad es el derecho a hacer lo que la ley permite.


Porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás.


Deja que la libertad reine. El sol nunca se pone sobre tan glorioso logro humano.


Me sentí herida cuando perdí a los hombres de los que me enamoré. Hoy, estoy convencida de que nadie pierde a nadie, porque nadie posee a nadie. Ésa es la verdadera experiencia de la libertad: tener lo más importante del mundo, sin poseerlo.


El hombre no es libre a menos que el gobierno sea limitado.


El poder concentrado ha sido siempre el enemigo de la libertad.


Un hombre tiene libre elección en la medida en que es racional.


Sostenemos estas verdades como evidentes por sí mismas: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su creador con ciertos derechos inalienables; que entre ellos están la vida, la libertad, y la persecución de la felicidad.


Cuando la gente le teme al gobierno, hay tiranía; cuando el gobierno le teme a la gente, hay libertad.


El Dios que nos dio vida, nos dio libertad al mismo tiempo: la mano de la fuerza puede destruirlas, pero no desunirlas.


No tengo miedo de que el resultado de nuestro experimento sea que los hombres puedan ser confiados para gobernarse a sí mismos sin un amo.


Emancípate de la esclavitud mental. Solo nosotros mismos podemos liberar nuestra mente.




© Copyright 2007-2014 Qfrases - Política de privacidad - Acerca de